jueves, 20 de octubre de 2011

Razones para "no salvarse"


Volvía en el cercanías con mi camiseta verde después de haber compartido una jornada más de huelga y reivindicaciones, un compañero estaba escuchando la radio y nos lo había confirmado, después un mensaje en el móvil: "Éxito de la concentración. Tarde histórica. Eta abandona las armas." Me preguntaba ¿cuánta gente de la que estaba a mi alrededor era consciente de lo importante que era este momento?

Un soplo de aire fresco, libre y pacífico. Un gran deseo: construir desde la democracia. Estamos todos de enhorabuena.

Mañana seguiré con mis camisetas verdes y con nuestras razones -como bien decía Benedetti- para no salvarme.

NO TE SALVES

"No te quedes inmóvil
al borde del camino
no congeles el júbilo
no quieras con desgana
no te salves ahora
ni nunca
no te salves
no te llenes de calma
no reserves del mundo
sólo un rincón tranquilo
no dejes caer los párpados
pesados como juicios
no te quedes sin labios
no te duermas sin sueño
no te pienses sin sangre
no te juzgues sin tiempo

pero si
pese a todo
no puedes evitarlo
y congelas el júbilo
y quieres con desgana
y te salvas ahora
y te llenas de calma
y reservas del mundo
sólo un rincón tranquilo
y dejas caer los párpados
pesados como juicios
y te secas sin labios
y te duermes sin sueño
y te piensas sin sangre
y te juzgas sin tiempo
y te quedas inmóvil
al borde del camino
y te salvas
                 entonces
no te quedes conmigo."

Mario Benedetti

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario, crítica, opinión, enlace, aportación,...